Economía

El país no cuenta con los recursos para enfrentar la crisis. Es necesario pedir financiamiento para atender ya los temas críticos en lo sanitario y lo social pero también de atender el resto de las áreas que con urgencia deben ser atendidas.

En este sentido es importante generar políticas de alivio fiscal, así como estimular créditos. Esto permitiría que las empresas puedan acceder a financiamientos a través de la banca, que le permita mantener sus operaciones y asegurar millones de puestos de trabajo que se ven amenazados por el Coronavirus.

La reactivación de las opciones de crédito también beneficiará a los ciudadanos, a las personas naturales, permitiéndoles acceder a bienes a través de la actualización de sus límites en tarjetas de crédito.

Se trata de reducir el impacto de la crisis e impulsar la motorización de la economía desde ya.

Acciones en Economía

  • Tramitar un préstamo inicial de 1.200 millones de dólares, seguido de otro en una segunda fase por 4.800 millones de dólares con el BID, Banco Mundial, FMI y Gobiernos aliados.
  • Este financiamiento es para ejecutar el presente plan y para fortalecer nuestra economía y establecer un programa de transferencias directas a las familias más vulnerables para que no tengan que salir del hogar.
  • Permitir la importación libre de materia prima, piezas de transporte, alimentos y medicinas.
  • Extender o diferir el pago de impuestos nacionales (ISLR pautado hasta el 31 de marzo), municipales e incluso la exoneración del IVA mientras dure la emergencia.
  • Reestablecer el crédito para que la empresa privada y los ciudadanos puedan sortear la crisis. Y para esto es necesario relajar (o eliminar) el sobre encaje legal del 100% a 15%.
  • Eliminar los permisos para transportar alimentos y medicinas dentro del territorio nacional. Que ningún organismo de seguridad pueda obstaculizar el tránsito.